Aprende a elavorar un plan de ahorro personal

Cuando de ahorros se trata, tocar los extremos puede ser desbastador. Tanto si ahorras casi la totalidad de tus ingresos como si guardas muy poco cometes un grave error que tarde o temprano puede traerte muchos problemas económicos.

Los expertos en finanzas recomiendan evitar ambas situaciones, sobre todo si no se tienen metas claras a la hora de ahorrar.

Hacernos de un plan de ahorro personal, que nos ayudará a organizar nuestras financias y a cumplir nuestras metas, es la mejor opción.

Y aunque la frase plan de ahorro puede intimidar a muchos, pues podríamos creer que es algo rígido que no nos dejará mucho espacio para movernos económicamente, la verdad es que un plan de esta naturaleza solo puede funcionar cuando todas y cada una de nuestras necesidades básicas ya están cubiertas.

En otras palabras, no se pueden sacrificar aspectos como la alimentación, vivienda, vestimenta, educación, recreación, etc., con el fin de ahorrar dinero. Una vez todas estas necesidades estén cubiertas entonces podemos ahorrar.

Sin embargo, ahorrar por ahorrar sin una meta o un plan específico tampoco es buena idea. Identificar nuestras metas, que tanto puede ser comprar una cosa o pagarnos las vacaciones que siempre hemos soñado, debe ser el primer paso cuando nos planteamos crear un plan de ahorro.

Una vez tengamos claro con que finalidad vamos ahorrar, debemos entonces saber qué porcentaje de nuestros ingresos destinamos a nuestras necesidades básicas y si tenemos, por ejemplo, más de un objetivo financiero, que porcentaje dedicaremos a cada uno.

Cuando ya tengamos claro qué cantidad de dinero podemos ahorrar es momento de identificar aquellas cosas de las que podemos prescindir, al menos hasta que cumplamos nuestra meta. Por ejemplo, en vez de ir al cine cada fin de semana podríamos alquilar películas y verlas en casa. O en lugar de quedar con nuestros amigos en un bar en el fin de semana podríamos juntarnos con ellos en casa, donde los gastos siempre serán menos.

Es importante también asignar un monto de dinero mensual a cosas imprevistas (arreglo del carro, por ejemplo). Pero si a final de mes no usamos este dinero lo ideal es que pase a nuestra cuenta de ahorro.

Ten siempre presente que debes ordenar tus metas financieras según su importancia y que debes saber cuánto tiempo necesitarás para cumplir cada una, así como la cantidad de dinero que debes ahorrar cada mes para cumplirlas.

Otra recomendación de los expertos es que si tenemos deudas es mejor saldarlas primero y luego comenzar el plan de ahorro.

Recuerda que si ya tomaste la decisión de ahorrar debes mantenerte fiel a tu plan de ahorro, pues esta es la única forma de alcanzar las metas financieras.

Hábitos que te ayudarán a ahorrar

-Considera pasar más tiempo en casa. Organizar veladas con amigos o alquilar películas en lugar del ir al cine te ahorrará unos cuantos dólares cada mes.
-Identifica tus necesidades reales. Cuando vayas de compra pregúntate si realmente necesitas lo que vas a comprar.
-Desarrolla algún hobby que te produzca ganancias. Si te gusta navegar en internet y haces usos de las redes sociales con mucha frecuencia considera crearte un blog que, con el tiempo, puede dejarte beneficios económicos.
-Saca provecho de las ofertas y los cupones. Cuando se hace un buen uso de las ofertas y promociones de las tiendas los ahorros pueden ser muy significativos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

%d bloggers like this: